'Los ciudadanos no han entendido el objetivo de la instalación de los contenedores'

Patricia Pinzón, subdirectora de Aprovechamiento de la Uaesp.
Patricia Pinzón, subdirectora de Aprovechamiento de la Uaesp.

Luego de reunirse con el equipo periodístico de la revista El Retiro, Patricia Pinzón, subdirectora de Aprovechamiento de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), realizó un balance sobre la instalación de los nuevos contenedores de basura en la capital y el trabajo de las agrupaciones de recicladores de la zona de influencia del barrio El Retiro.

De acuerdo con la Uaesp, Chapinero tiene dos organizaciones de recicladores radicadas y otras siete con gran presencia en el sector. Sin embargo, con tapas blancas o negras, los contenedores de basura instalados por la entidad siguen siendo motivo de quejas entre los residentes y comerciantes de la Zona Rosa y los recicladores. De acuerdo con Pinzón, la problemática tiene origen en las dos partes, pues los recicladores clasifican el material en plena vía pública y, por su parte, la comunidad aún no hace la separación correcta de la basura.

¿Cuál es rifirrafe entre las partes?

Los ciudadanos no han entendido el objetivo de la instalación de los contenedores, pues algunos siguen mezclando los materiales aprovechables con los no aprovechables; incluso, algunos de estos recipientes están llenos de escombros y tejas.

Hay mucho desorden entre los ciudadanos, hay que entender que la idea de los contenedores es poder reciclar desde casa correctamente, para que el reciclador encuentre el material separado y así dignifique su labor… que no tenga que escarbar en las bolsas negras y exponerse a bacterias, enfermedades o cortadas.

Con el contenedor se busca que la gente deposite allí la basura solo durante los días de recolección, pero muchos usuarios lo cogen de caneca diariamente para botar residuos. Eso se convierte en un foco de mal olor hasta que vuelve el operador.

Inicialmente, en las zonas de contenerización la gente apoyaba la iniciativa, pero ahora nadie quiere contenedores frente a su casa porque llega el reciclador y el habitante de calle. Por eso es que tenemos la responsabilidad de darles el uso correcto.

Recicladores Chapinero¿Por qué ha sido un reto identificar y formalizar a los recicladores?

La recolección de material aprovechable no solo la hace el reciclador, también el habitante de calle. A este último no le podemos decir nada, pues con lo que yo les diga, ellos no comen. Mientras que con los recicladores sí hemos podido llegar a acuerdos y hacer actividades de sensibilización, organización e identificación.

¿En qué consiste ese trabajo de sensibilización?

Además de la contenerizacion que se ha implementado en puntos críticos, donde se genera el 27 % de los residuos (15 localidades), la Uaesp ha hecho un trabajo de sensibilización con los recicladores, a quienes ha invitado a agruparse y formar organizaciones, pues es más fácil trabajar con recicladores identificados, y así la comunidad puede exigir un buen servicio.

En esa misma línea, nosotros le indicamos al reciclador independiente que no puede hacer separación en vía pública, que debe dejar la bolsa cerrada luego de seleccionar y debe respetar los horarios (que van máximo hasta las 4 a.m.), de tal manera que al amanecer la ciudad esté limpia.

¿Cuáles han sido las mayores trabas en la Zona Rosa y sus alrededores?

Hay un caso particular de un reciclador que duerme en el separador que está al lado del Centro Comercial Andino. El señor ya no hace caso, porque en esa zona no hay bodegas que funcionen como centros de acopio para hacer clasificación, pues en Chapinero los predios son exclusivos y costosos.

Las bodegas de clasificación quedan en Puente Aranda o Suba, por lo cual es muy difícil para un reciclador que trabaja con carreta desplazarse hasta esas localidades, por eso prefieren clasificar en las calles, aunque el Código de Policía lo prohíba.

Entonces, ¿qué puede hacer la Uaesp frente a esa situación?

Nosotros no somos autoridad. Lo que hemos hecho es llamar a la Policía, cosa que a los recicladores no les importa. Les pedimos que dejen el lugar totalmente limpio luego de clasificar, pues es imposible que dejen de separar.

Tampoco podemos ponerle trabas a un oficio que es necesario para no seguir afectando el botadero de Doña Juana.

¿Qué puede hacer el ciudadano?

En la Zona Rosa los recicladores tienen alianzas con bares que les entregan el material. Sin embargo, la gente deja en la calle o deposita en los contenedores residuos especiales (escombros, materiales de construcción, mobiliario sanitario o madera). Para eso, deben llamar a la línea 110 y solicitar que recojan ese material, lo cual tiene un costo dependiendo de la cantidad que sea.

Es muy importante que la comunidad identifique las organizaciones de recicladores que operan en esta zona (Asosemillero, Asoredi, Logirec) para que la gente no saque la bolsa negra y la blanca al mismo tiempo, sino que establezca un horario para entregarle el material aprovechable directamente al reciclador.

Entonces, si el camión pasa a las 7 p.m., el reciclador pasará a las 4 p.m. y así evita que el camión de la basura o el habitante de calle se lleve el material aprovechable. Es necesario aclarar que la Uaesp solo puede hacer acompañamiento e informar, más no recomendar a alguna organización.

¿Por qué se deben conservar los contenedores?

No es justo que, por no hacer una separación básica en mi casa, como tener bolsa blanca para reciclaje y bolsa negra para material no aprovechable, el reciclador se exponga a residuos cortopunzantes, peligrosos y contaminantes.

Con o sin contenedores, los recicladores seguirán haciendo su oficio, pero eso puede mejorar a medida que ellos mismos se den cuenta de que en las bolsas negras no van a encontrar nada y que por eso no vale la pena abrirlas.

Comparte:

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Resolver esta pregunta es necesaria para continuar CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.