Necesitamos echar pa’lante

La época decembrina suele venir con ‘buenas nuevas’ para todos. Regalos, visitas y sorpresas que alegran el espíritu. Quizá se trate de optimismo en un tiempo en que todos queremos dejar atrás lo malo y resaltar lo bueno para empezar un nuevo año con mejor suerte.

Y, a decir verdad, nada nos conviene más en Chapinero que recibir ‘con pie derecho’ el 2019. La localidad tuvo un 2018 empañado por la delincuencia y el eco de ello en los medios de comunicación. Se confirmó a viva voz que el nuestro era uno de los sectores más afectados por la inseguridad, y a inicios de este año protagonizamos una serie de eventos desafortunados, como riñas, robos a mano armada y hasta violaciones.

En materia de seguridad, sin duda, no fue un buen año. Ahora que termina este periodo, los balances de las autoridades siempre resultan menos negativos que los de la ciudadanía; es de esperarse, pues es la comunidad la que está ejerciendo su derecho y su deber de ser veedora y, además, es la directamente implicada en lo bueno y lo malo que ocurre en la localidad.

Que si hubo resultados en los operativos de orden público, claro que sí. Que si las autoridades reaccionaron ante el alarmante panorama, por supuesto. Que si se están tomando medidas para reforzar el pie de fuerza, también… Sin embargo, una y otra vez los verdaderos cambios se quedan a medio camino.

En la entrevista realizada esta edición al alcalde local, Hernando Quintero, el funcionario señala que el espacio público y la seguridad son los temas álgidos en la localidad; esta es una conclusión que resulta repetitiva en relación con las últimas administraciones, pues ya sabemos bien lo que enfrenta el sector por su mezcla de uso de suelos y por recibir un alto flujo de población flotante a causa de su actividad comercial y cultural.

Está bien empezar con buen ánimo el 2019, pero necesitamos pensar con cabeza fría qué hacer para dejar de reaccionar cuando ya tenemos encima las consecuencias y las cifras que cuentan lo evidente.

Hemos dicho ya que la comunidad es una de las mejores aliadas de las autoridades y que, inevitablemente, debemos seguir ‘al pie del cañón’ como principales interesados en que se resuelvan cuanto antes los problemas que desde hace más de una década nos agobian en el sector: inseguridad, movilidad caótica, ventas ambulantes por doquier y microtráfico, entre otros.

Un ¡hurra! por la inversión hecha este año en el mantenimiento de los parques de bolsillo. Otro por mejorar la cobertura de la Policía Metropolitana en la localidad. Y uno más por la recuperación de algunos espacios públicos.

Pero, ‘ojo’, que el nuevo año no nos coja a la comunidad y a la administración local fuera de base. Exigir e implementar medidas drásticas para el cambio debe ser uno de los principales propósitos de los chapinerunos para el 2019.

Reforcemos los frentes de seguridad, promovamos la cultura ciudadana, denunciemos los actos que van en contra del bien común y, sobre todo, unámonos por la localidad que queremos. No hay de otra: ¡necesitamos echar pa’lante!

Comparte:

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Resolver esta pregunta es necesaria para continuar CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.