Plan de Desarrollo Local: Serán prioridades los huecos y la seguridad

Las líneas de inversión determinadas por la Administración Distrital no dejaron mucho campo de acción para la participación ciudadana. El 85 por ciento de los recursos ya estaban establecidos según la directriz de la Alcaldía Mayor.

De los cerca de 55 mil millones de pesos con los que contará Chapinero este cuatrenio para ejecutar su Plan de Desarrollo Local (PDL), la mitad está destinada para mejorar la malla vial de la localidad.

Así lo determinó la Administración Distrital y así se lo explicó la alcaldía local de Chapinero a la revista El Retiro. “Debemos regirnos por la directiva 005 de 2016 que nos dice: se va a gastar para malla vial el 50%; para parques el 10%; para seguridad el 5%; para el Programa de Inspección, Vigilancia y Control (IVC) el 4%; para subsidio tipo C, de adulto mayor, el 6%, y para fortalecimiento el 10%. Ese 85% yo no lo puedo tocar”, indicó Hernando José Quintero Maya, alcalde de Chapinero.

En cuanto al 15% restante, la seguridad, entendida de manera integral, así como el embellecimiento del espacio público, fueron las prioridades del Plan de Desarrollo. Así lo deja ver el hecho de que los dos proyectos que tuvieron una mayor asignación presupuestal fueron los de apoyar la compra de un carro de bomberos cuatro por cuatro y la instalación de jardines verticales en el espacio público de la localidad.

Juan Pablo Echeverry, edil y presidente de la Junta Administradora Local (JAL) de Chapinero, aseguró que, a raíz de la decisión con respecto a la máquina para apagar incendios, la localidad ha sido tomada como ejemplo en la ciudad.

“Vimos un concepto de seguridad integral. No solo de atacar delincuentes sino de prevención, y no solo prevención de delitos sino prevención de riesgos y catástrofes –afirmó Echeverry–. La máquina de bomberos que está en la localidad vive más en el taller que funcionando, pero además el hecho de que el nuevo carro sea cuatro por cuatro y pueda apagar incendios en los cerros orientales, implica que estemos hablando Plan de Desarrollo Local: Serán prioridades los huecos y la seguridad del tema rural que antes se había descuidado y que representa el 60% de la localidad. Esto es algo innovador”.

El alcalde local de Chapinero también destacó el hecho de invertir en el carro de bomberos que, según explicó, tendrá un costo de 1.600 millones de pesos. De ese monto, Chapinero pondrá 800 millones de pesos, mientras que el Cuerpo Oficial de Bomberos hará lo propio con la otra mitad.

“La compra no la hacemos nosotros sino directamente Bomberos, porque por ley, si son ellos quienes compran la máquina, tienen unos beneficios al pagar que hacen que el costo sea menor. Lo más importante es que la Alcaldía no va a asumir los costos recurrentes de la máquina. Esta va a permanecer en Chapinero, solo en caso de alguna emergencia va a salir de la localidad, pero los gastos recurrentes serán responsabilidad del Cuerpo de Bomberos”, apuntó la Alcaldía Local.

La entidad también indicó que la idea de la máquina de apagar incendios no surgió de los encuentros ciudadanos, sino que fue una iniciativa del edil Alfredo Althviz, que fue aceptada por el resto de la JAL.

La alcaldía fue enfática en se- ñalar que se realizaron los seis encuentros ciudadanos exigidos por la ley, en igual número de Unidades de Planeación Zonal (UPZ), que son las que conforman la localidad, pero también reconoció que, debido a los lineamientos distritales, no fue posible acoger todas las propuestas ciudadanas.

Encuentros y desencuentros

Mauricio Rico, gerente de Corposéptima y líder de la comunidad, calificó el ejercicio de participación ciudadana como un “teléfono roto”. “Cada cuatro años repetimos lo mismo, nos dicen que ahora sí vamos a tener voz, que ahora sí vamos a tener una metodología innovadora, pero no es así –apuntó Rico-. Una cosa piensan los ciudadanos, otra pasa en los encuentros, otra cosa piensa el Consejo de Planeación Local, otra es lo que pone la Administración Local y otra lo de la Administración Distrital. Y entre lo que pensaron los ciudadanos y lo que finalmente hay, queda un mundo de diferencia. Nadie lo dijo abiertamente, pero todo el mundo quedó frustrado”.

Para Yerly Mozo, defensora de los animales y presidenta del Consejo de Planeación Local (CPL), aunque sí se recopilaron y sistematizaron los reclamos de los ciudadanos, “cuando empezamos a hacer el despiece y a aterrizar las líneas de inversión es muy limitado lo que puede hacer la alcaldía, ya que hay muchos filtros que restringen su acción. Es complicado porque a la final quedan muy pocas cosas que se pueden ejecutar y la gente empieza a perder la motivación de participar”, explicó.

Sin embargo, la presidenta del CPL también indicó que este Consejo no quiere dejar su labor ahí. “Hemos creado un plan de trabajo donde pensamos ayudar a las personas a fortalecer sus proyectos, vamos a hacer capacitaciones con el Sena y el banco de proyectos. También queremos orientar a la gente en temas como, por ejemplo, formular un proyecto de manera adecuada para que puedan presentarlo y puedan participar de los recursos y facilidades que da la Alcaldía”, apuntó Mozo.

Asimismo, la Alcaldía Local aseguró que le hará seguimiento a los temas que se quedaron por fuera del PDL y que, reconoció, fueron varios. Según la entidad, fue un compromiso del alcalde local evidenciar esos procesos en las rendiciones de cuentas que están por venir.

Novedades en la malla vial

El presidente de la JAL señaló que, para esta ocasión, con respecto al tema de la malla vial, el plan operará con un impedimento menos. “Ahora pasa algo que no pasaba antes en Bogotá, a partir de este Plan de Desarrollo las localidades podemos invertir en vías principales, y no solo en las locales como sucedía antes. Esto en caso de que lo amerite y se haga un estudio que indique que esa falla en las vías principales está afectando la movilidad de la ciudad”, afirmó Echeverry.

Para Andrés Acosta, edil de Chapinero, la decisión de destinar la mitad del presupuesto local al arreglo de las vías es acertada. “Según la Unidad de Mantenimiento Vial, en la localidad solo el 23% de la malla vial está en buen estado; eso es una cifra un poco vergonzosa para ser Chapinero la localidad que más aporta al producto interno bruto (PIB) de Bogotá. Celebro esta decisión, porque cuando se hacen inversiones en infraestructura es a largo plazo, duran 30, 40 o 50 años, mientras que muchas veces se gasta plata en temas de socialización, de cultura… y eso que son temas que afectan a las personas el día que se realiza la actividad y no las vuelven a afectar más nunca”, explicó Acosta.

Jardines verticales

Otro de los temas que destacó la alcaldía local de Chapinero fue el de los jardines verticales, que también se llevará buena parte del presupuesto del cuatrenio. “Vamos a tratar de hacer un embellecimiento del espacio público, queremos que la localidad sea una zona ambientalmente agradable”, aseveró la alcaldía. El presidente de la JAL, por su parte, aseguró que la estrategia de los jardines no solo le apunta al tema ambiental, sino que también quiere evitar el vandalismo. “El espacio público de Chapinero lo encontramos deteriorado en el inicio de nuestra administración y en su mayoría lleno de grafitis –indicó Echeverry–. La del jardín vertical es una solución verde que ayuda al tema ambiental, pero que además evita los grafitis; es más difícil hacer vandalismo de ese tipo en un jardín vertical que en una pared”.

Comparte:

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Resolver esta pregunta es necesaria para continuar CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.