Construcción de 27 pisos indigna a vecinos de El Retiro

Obras carreras septima

La obra que se lleva a cabo en la carrera 7A entre calles 84 y 85 ha desatado el enfado de varios vecinos del sector, quienes aseguran que el edificio de 104 metros de altura que se levantará allí “es una mole de cemento que afecta el carácter residencial del barrio y el diseño paisajístico de la zona”, como dice Cristina Cely, residente de la cuadra donde se adelanta el proyecto. 

La propuesta contempla 27 pisos y seis sótanos, con un uso del suelo para vivienda multifamiliar y servicio hotelero; la constructora Colpatria modificó la licencia de construcción a finales del año pasado. 

Aunque Chapinero es una de las zonas de la capital con más área construida, en la localidad aún se encuentran grandes lotes a los que nunca se les ha dado uso. El que está ubicado en la carrera 7A No. 84C - 26, donde está la obra en mención, tuvo durante varios años una valla que decía “no se vende, no se arrienda, ni se permuta”, pero el mensaje fue retirado el año pasado.

Luego, oculto entre las ramas de los árboles, apareció un letrero amarillo de la Curaduría Urbana 3 en la que se aclara que la fiduciaria modificó en abril del 2018 la licencia; desde el 2015 se han hecho cuatro modificaciones. De acuerdo con los planos, el área de construcción pasó de 3.047,15 (2016) a 48.791,62 (2019) metros cuadrados. La revista El Retiro consultó a la Secretaría Distrital de Planeación (SDP) sobre el uso del suelo en esta zona, a lo cual la entidad respondió, por medio de una ficha normativa, que la actividad del área es residencial y no permite servicios turísticos. Pilar Bustillo, también residente del sector, manifestó que “esta obra puede causar daño en los edificios vecinos que no superan los diez pisos. Estas son calles muy pequeñas y esto no es una mejora, sino una intervención agresiva en un barrio residencial”. 

La seguridad y el tráfico son otros de los factores que les preocupan a los residentes del barrio El Retiro, pues, dicen, el turismo atrae a la delincuencia, las ventas informales y el parqueo en vía pública. Otro vecino cercano al proyecto de construcción, quien pidió reservar su nombre, asegura que el lote en mención permaneció abandonado con el fin de sacarle un mejor provecho en la actualidad. “Pretenden hacer un bloque de cemento sin respetar las proporciones urbanas. Ni a la constructora, ni a la Curaduría les importa colapsar el barrio con tal de sacar ganancia de un terreno”, aseveró.

Un vecino sospechoso

Cra. 7Además de la afectación por la construcción del edificio que ocupa cuatro lotes (uno de ellos con cara hacia la carrera Séptima), la inquietud aumenta porque la valla que debe estar puesta desde el momento en que se aprueba la licencia se ha quitado en varias ocasiones. “Curiosamente la retiraron cuando le pedimos información de los planos a la Curaduría ”, reclama Bustillo. 

Entre tanto, Cely, quien no tendrá vista hacia los cerros orientales cuando acabe la obra, advirtió que los residentes aledaños no se sienten representados por una institución pública que debe velar por el cumplimiento de las normas urbanísticas. “Pagamos impuestos altísimos y no los vemos reflejados en nuestra calidad de vida”, señaló. 

Al cierre de esta edición, Colpatria le informó a la revista El Retiro que no puede pronunciare sobre el caso porque la obra en mención aún no está en marcha y, entonces, no está contemplada en sus registros actuales. Sin embargo, de acuerdo con la Curaduría, existe un radicado en el que la constructora solicita una modificación a la licencia el 2 de noviembre de 2018 y una prórroga el 23 de noviembre de ese mismo año.

Etiquetas
Comparte:

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Resolver esta pregunta es necesaria para continuar CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.